14. Mr. PotatO y lAs 3 InTEl

No, no vamos a dedicar este consejo al famosísimo personaje Mr. Potato Head. Puntualizamos lo de famoso… Mr. Potato tiene más de 2.050.000 resultados en google, no tantos como Silvio Berlusconi con 10.500.000 pero bastantes más que Joan Miro que tiene 1.640.000 o Juan Muñoz con 312.000 o el pobre Miquel Bauça con 32.500 por nombrar algunos. Sabiendo que entramos en contradicciones, intentaremos aprovechar la fama de Mr. Potato para captar seguidores dentro de sus fans.

Ante un individuo que cree que una falacia es una guarrería española, pensamos, este tío es tonto. El tipo no tiene por que ser límite sencillamente es poco intelectual .Escuchamos a un sujeto que le dice a un colega “nos pillamos un pedo del ocho y nos vamos a dar un rulo por la M30 con el pedazo de buga”. El otro contesta sin dilación, “¿tu estas tolay?” Del primero desconocemos su Coeficiente Intelectual, pero no podemos negar que el segundo es un tipo inteligente. Pensamos que es más inteligente amar locamente que odiar, pues volviendo a la guarrería española estamos ante una falacia, las dos situaciones desactivan las mismas áreas de la corteza del cerebro, o sea que el amor y odio nos hacen menos inteligentes por igual…
Procesos cognitivos, intelectualidad, coeficiente intelectual e inteligencia,¿qué tiene que ver todo esto con la capacidad creativa?
Parar intentar aclarar este maremágnum de conceptos, hablaremos sobre la inteligencia, el coeficiente intelectual y la intelectualidad planteando un nuevo taller y unos pequeños apuntes científicos.
Taller número 3 “Marchando, una de patatas”
Materiales:
Utilizaremos para este taller dos patatas de tamaños sobresalientemente dispares. También nos haremos con varios paquetitos de la socorrida plastilina de colores, por ejemplo, roja, blanca y azul.

Con la plastilina moldearemos cuatro manecitas del mismo tamaño, dos narices, cuatro zapatones, cuatro orejas, dos labios y cuatro ojos.

Ya tenemos un tubérculo grande y otro pequeño, seguro que Epi y Blas lo explicarían mejor que nosotros pero debéis hacer un esfuerzo; también tenemos un despiece anatómico forense en plastilina.

Sigamos con la segunda parte del ejercicio: Cogemos la hortaliza grande y la empezamos a humanizar, le colocamos las orejas a cada lado de un imaginario meridiano, le enganchamos las manos justo por debajo de los pabellones, la situamos ahora sobre los dos zapatones, le ponemos ojos, le enganchamos la nariz y por último los labios, si tenéis dudas de la situación de cada elemento, siempre podremos recurrir a un espejo.

Ahora mientras una patata con cara, pies y manos nos mira. Cogeremos el tubérculo pequeño y le sometemos al mismo ritual.

Cuestionario sobre el taller. Marca con un círculo la respuesta más adecuada.

  1. Mirando la patata grande, ¿qué tenemos ante nuestros ojos?
a. ¡Recorcholis! si es Mr. Potato Head
b. Tengo una patata grotesca y patética
c. Una patata menos para comer
d. Una representación metafórica del coeficiente intelectual, la intelectualidad la inteligencia.

La Respuesta correcta es la D.

2. Con la patata pequeña, ¿qué hemos notado mientras la decorábamos?

a.Hemos notado que estamos perdiendo el tiempo, pudiendo estar en una tasquilla tomando cañas.
b. Tengo dos patatas grotescas de diferentes tamaños.
c. “¡Oh NO! No me caben todos los accesorios humanizantes”.
d. ¡Caray! Si es Mr. Potatin Head

La Respuesta correcta es la C .

Y ahora al grano, ¿que tienen que ver dos patatas dispares llenas de plastilina con los tres intel?

El tamaño de la patata representaría el coeficiente intelectual, cuanta más fécula más coeficiente intelectual. Madame Curie sería una gran patatona. Estamos ante un concepto mesurable …por tanto ¿qué le sucede a la patata pequeña? .

No queremos respuestas obcecadas tipo: mi patata pequeña no tiene manos o la mía no tiene ojos. La respuesta ha de ser …, nuestra patata pequeña tiene menos coeficiente intelectual.

¿Qué implica por tanto el tamaño de la papa?

Una patata pequeña tiene menos superficie para llenarla de plastilina. Los accesorios de plastilina representarían el bagage intelectual, los conocimiento acumulados, los procesos cognitivos y todo aquello que aprendemos. Imaginemos una estanteria, cuantos más libros, más nivel intelectual.

¿Es por tanto necesario ser una patata grande, cargada de plastilina de colores?

Claro que NO muchacho/as, lo importante no es ser una gran patata, ni estar de plastilina hasta las cejas, lo importante es tener inteligencia. ¿ y qué es tener inteligencia?

¿De qué sirve ser un intelectual si no sabemos utilizar nuestros conocimientos? Lo importante es rentabilizar nuestros conocimientos, saber tomar decisiones, ser capaz de reflexionar, poder discutir. Ser inteligente no requiere tener muchos conocimientos enciclopédicos, sino ordenar eficientemente los que tenemos y utilizarlos de forma ágil.

Aprovecha al Mr. Potato o la Ms. Potatona que hay en ti a través de tu inteligencia.

Y ahora la pregunta del millón, ya sabemos que nivel de fécula tenemos y con cuanta plastilina contamos, sabemos también como utilizar toda esa masa de colores ¿es posible ser un creador simplemente siendo inteligente?

No es tan sencillo...

Creatividad e inteligencia están relacionados con pensamiento vertical y pensamiento lateral.

  • vertical: Respuestas correctas a partir de conocimientos concretos. Estamos hablando de lógica tradicional y métodos racionales.
  • lateral: El “lateral thinking” nos permite más receptividad hacia las ideas nuevas, nos da pie a saltar de nivel, tiende a las soluciones más inverosímiles y crea la capacidad para plantear soluciones diferentes a las lógicas.

…mientras picaba tecla a tecla el consejo, el autor ya tenía importantes dificultades para mantener los parpados abiertos y su cabeza oscilaba sincopadamente. El nivel de sopor que le produjo aquel post era evidente…

Y ahora un apunte científico. Doctores extranjeros descubrieron que el corazón posee unas 40.000 neuronas y los intestinos varios millones. Esto lo explica todo. A veces pensamos con el corazón y otras muchas con la parte final del intestino.
Repitamos juntos:

¡Alucino! Bip, bip, aparentemente, pienso que quiero ser un creador trabajando, o no, lo juro del blanco al rojo cadmio, aquí mismo, de este modo y saboreándolo, ¿me entiendes?.

6 comentaris:

  1. El mundo está lleno de orondas y pequeñas patatas llamadas vulgarmente "parisinas" para la "fashion people" muy chics en la alta cousin; pero que mi abuelo las utilizaba para alimentar a los cerdos y sacar luego buenas viandas. Y debido a su pequeñez se confunde el cerebro con el esfinter. Y ello puede generar una cosa si "madame la pome de terre (alias la parisien) servia para satisfacer las necesidades culinarias del chancho, la sociedad se nutre de la confusión olorosa de no saber como colocar el tubérculo.

    ResponSuprimeix
  2. Ya ves no me hubiera yo imaginado mi coeficiente intelectual convertido en una salchicha ... no he tenido en cuenta esa metáfora.

    ResponSuprimeix
  3. Como siempre, chispeante, original, inteligente.

    ResponSuprimeix
  4. QUIERO ESTOS CONSEJOS VITALES PUBLICADOS YA O EN SU DEFECTO ENCUADERNADOS PARA SOLAZ DEL PUEBLO SOBERANO.

    HE DICHO.

    ResponSuprimeix
  5. Nos queda un largo camino para llegar a la tapa dura ... pero muchas gracias.

    ResponSuprimeix