5. Lenguaje adecuado, objeto y psicología social

Nuestro espíritu creador incipiente nos está pidiendo guerra, nos parece patético ir perjurando: “queremos ser un creador” y no ver nada entre nuestras manos que nos haga pensar que ya lo somos.
Hoy para tratar el tema Lenguaje adecuado, objeto y psicología social, propondremos un taller práctico.

La psicología social nos dice que no es necesario utilizar un vocabulario técnico o científico para describir un objeto, una situación o una intención, basta con utilizar los datos adecuados. La psicología social equipara un signo a un dato y una palabra a un signo. Por tanto para expresarnos como creadores no será necesario utilizar un lenguaje intelectual, cinematográfico o poético, simplemente deberemos utilizar un lenguaje coloquial adecuado.

Estudiemos ahora una frase al azar…,“me caes mal
En sentido estricto vemos un cuerpo cayendo sobre nosotros, desde una altura considerable.
¿Es una metáfora?
No, la frase solo nos acerca a la realidad corpóreo-fáctica del sentimiento referido. En resumiendo, simplemente estamos haciendo referencia, a porque los que nos caen mal son unos “pesados”.
Ahora ya entendemos que detrás de una frase cotidiana hay mucha más información de la que a simple vista parece.

Para entender el concepto lenguaje adecuado y objeto hablaremos de poesía visual o poema objeto y para explicar estos dos términos bastará con el ejemplo del taller que propondremos.

Recuerda antes de empezar y repite...,
...Bip bip, quiero ser un creador, lo juro por el rojo cadmio, ¿me entiendes?

Taller numero 1:

Para este taller utilizaremos materiales típicos que podemos encontrar por casa, en aquel cajón olvidado o en los armarios de la cocina.


Material necesario:
· una piedra de las llamadas canto rodado de menos de medio kilo.
· un paquete de plastilina azul y uno rojo.
· un cuchillo cualquiera.

Primer ejercicio:

Cojamos firmemente la piedra con la mano al estilo Hamlet, el tío de la calavera y el calzón corto, y miremos a la persona que tenemos delante. Si estamos solos vale un espejo.

Y diremos..., se me pone así cuando te veo / te la pongo así cuando me ves.

Si analizamos la frase vemos que tiene una composición gramatical correcta y si buscamos el sujeto veremos que se trata de… un sujeto elíptico.
¿Hemos utilizado el lenguaje y el objeto adecuados?
¡No!, en un abrir y cerrar de ojos hemos desnudado el objeto de su capacidad poética y lo hemos dotado ipso facto del supremo acto simbólico de la vulgaridad. Mal, Mal, muy Mal, acabamos de convertir una piedra en un objeto soez.

Segundo ejercicio:

Cojamos la plastilina azul y arranquemos un trozo, la apóyanos contra la mesa y con un vaivén de la mano, delante-atrás y atrás-delante, la convertimos en un churro. Con el cuchillo cortaremos tres o cuatro centímetros y lo guardamos.
Realizamos la misma operación con la plastilina roja y después de cortarla, un centímetro más larga, la guardamos junto a la azul.

Cogemos ahora la piedra y añadimos las dos salchichitas de plastilina modeladas en la parte superior. Adheridas al piedramen, las doblamos un pelín en forma de curva. Podéis seguir la muestra-ejemplo:


Si observamos ahora el objeto veremos que hemos convertido una piedra en un corazón pétreo.
Ahora cojamos la obra con la mano derecha y digamos…, mi corazón es de piedra.

Aspectos a observar:
· La plastilina de nueva generación es de más calidad que la de hace 30 años.
· Decepcionados, comprobamos que nuestro objeto se parece más a un pedrusco que a un corazón insensible.
· Muchos pensareis que el lenguaje del primer ejercicio es más acertado que el segundo.

Ahora reflexionemos:

  • Quienes habéis optado por el segundo ejercicio, ¡enhorabuena! habéis entendido la función poética del leguaje y la carga metafórica de los objetos. Podéis reflexionar sobre la capacidad de los recursos para aportar figuras estilísticas. Habréis entendido que para ser creadores podemos utilizar un lenguaje cotidiano.
    Ahora repetiremos juntos…,
    Bip bip quiero ser un creador, lo juro por el rojo cadmio, ¿me entiendes?
  • A los del primero, si vais en esa línea creativa es mejor que con las manos en la nuca, os estiréis en el suelo y reflexionéis 500 veces. La creación aun está en vuestro abdomen, no progresáis adecuadamente.

Cap comentari:

Publica un comentari