13. El háBito Alucina al monjE.

13 Número maldito, vive Dios y junto a el nos encontramos ante un peliagudo tema del que será difícil salir sin haber dejado opinión. ¡No importa!, Intentaremos manejar el alucinante tema de los hábitos tóxicos y la creación de la manera más aséptica posible.

Pensareis, si puedo ser un mentiroso, si puedo ser sexualmente impertinente y puedo ser incoherente, también me otorgaran el visado para convertir el consumo de estupefacientes en una necesidad del guión o en una característica implícita a la condición del artista tal como la historia del arte nos relata en sus fumadas y bebidas páginas.

Echando un vistazo por la creación de los siglos XIX y XX nos encontramos a la oreja caida de Van Gogh ,a el cuerpo flotando de Ophelia, a la viuda de Basquiat, a Francis Bacon the ripper, a Pollock the dripper que nunca vio el anuncio de Steve Wonder, a Oscar Wilde diciendo «¿Cuál es la diferencia entre un vaso de absenta y el ocaso?» a Aldous Huxley describiendo sus vivencias con una sustancia psicodélica en The Doors of Perception, encontramos el cadáver enano de Toulouse Lautrec empapado en absenta, a Kurt Cobain enamorado de una magnum, o a Janis Joplin… y como dice la canción y más y más y más. ¿qué les pasa a los creadores?

Primero preguntémonos ¿qué le pasa al ciudadano de a pie?.

J.Luis Nueno, periodista, resume en uno de sus artículos que el 7% de la sociedad americana toma somníferos y el 15% antidepresivos. Existen 40 millones de individuos que hacen posible que Eli Lilly (no es ninguna actriz... es la fabricante de Prozac) siga sumando resultados positivos. Muchos han pasado por tratamientos de flores de bach, por la ingesta de ansiolíticos, por la lectura de Valle Inclán, o por la quema aspirada de diversas plantas. En la mayoría de ocasiones respaldados por un diagnostico de depresión clínica que abala socialmente el ponernos ciegos y ¿Qué les pasa a los creadores del planeta Tierra?

Soportamos el espacio vacío del cromo que nunca salió en los tigretones, perdemos a nuestras mascotas o vemos como familiares y amigos traspasan, compartimos la titularidad de nuestra casa con un banco, asistimos al fracaso escolar de nuestros vástagos, luchamos con las autoliquidaciones de impuestos, pasamos crisis económicas, vemos como la credibilidad de los políticos que votamos se desvanece, nos casamos, nos divorciamos, nos casamos, buscamos trabajo, conducimos en atascos eternos, pagamos, cobramos, pagamos más … ,pasamos crisis económicas, …ahora súmale, tener que crear, encontrar a las musas, ser transgresor, innovador y estar siempre encima de la ola o debajo … ¿está justificado ser usuario de ese tipo de sustancias?
Olvidemos las definiciones que da el famoso manual de farmacia Goodman & Gilman sobre los alucinógenos, olvidémonos de las raíces etimológicas de alucinar, olvidémonos de los usos terapéuticos o chamánicos de ciertas sustancias, olvidemos del inconsciente y el consciente, no divaguemos mas mentalmente. Como hemos dicho en otras ocasiones la respuesta esta en vuestro interior, pero nunca hay que olvidar la segunda máxima del Templo de Delfos: "Nada en exceso". Y para acabar dos ciber-aportaciones de “creadores con hábitos” de hoy, transcritas literalmente y una historia de ficción:

Yo consumo, para cuestiones precisas, ciertas drogas que aportan sensibilidad y visión clara, como algunas especies de marihuana que resaltan de una manera considerable las simbologias, las formas y sus trasfondos significativos a los que se puede acceder en estados meditativos y de contemplación, pero, que por lo que a mi respecta son harto más difíciles”… Nickname: Elquequiencon

Soy musico, o intento, y no compongo drogado porq no me sale lo q pienso, pero si lo hago en las resakas tratando de imitar lo q recuerdo haber tocado cuando estaba drogado unas horas antes. No me comparo con Dali, pero verlo cuando estas “puesto” es como q le pone mas esmero tambien, porq sobrio estamos la mayoria del tiempo, pero asi no lo estamos mucho y tratamos de apreciarlo al maximo.... no digo q hablo por todos, pero por algunos aunq sea” ...Nickname: Jonathan

Conclusiones: Elquequiencon eres un vago y Jonathan por favor deja las drogas y recuerda tu graduado escolar.

La historia de ficción:
El mundo de la creación vive en una particular dimensión permisiva. Imaginemos un artista de élite, imaginemos uno de esos vernisage en donde los invitados revolotean en círculos concéntricos alrededor del protagonista intentando rozar su halo, imaginemos el cava a go go, imaginemos el eco de los magníficos, los fascinantes, los muy interesantes y los increíbles, llenando el espacio expositivo…, y de golpe, entran dos hombre trajeados tipo línea Emilio Tucci que se dirigen hacia el creador. Amablemente uno de ellos con un pote en la mano se presenta,

- somos del CNAAMC,
el artista mira incrédulo,
- ¿del Comité Nacional AntiAlucinogenos del Mundo de la Creación?, ¡no puede ser ¡
- Le rogaríamos depositara su orín en este recipiente, si sale positivo su exposición será clausurada y la dotación de su último premio nacional de las artes será entregado a la asociación de huérfanos de funcionarios del CNAAMC.

Asumiendo las circunstancias el creador cabizbajo, sintió la sangre fluir de su corazón a su cabeza, con el pote aun precintado en la mano va hacía el lavabo … y alejándose de los invitados, en voz baja va repitiendo:

- ¡Alucino! Bip, bip, aparentemente quiero ser un creador trabajando, o no, lo juro del blanco al rojo cadmio, aquí mismo, de este modo y saboreándolo, ¿me entiendes?.

4 comentaris:

  1. Disconformida, desencanto,apatía. ¿Realmente el artista-creador pertenece al mundo en que vive? Es un funambulidta en el que cualquer movimiento en falso puede llevarlo a estados oníricos a base de absentas (bebida de dioses, aunque dañina)para justificar su más que notable distopía a su crítica hacia un mundo perfecto.
    Ejemplo de ello es tú parte final, comparable a "El mundo feliz" de Huxley o Farenheit 451 de Ray Bradbury.

    Muy Bueno

    ResponSuprimeix
  2. ¡Extrañaba tus divagaciones! Te busco mucho porque eres muy refescante. Tienes una chispa que me hace sonreir y pensar al mismo tiempo. Besitos rojo cadmio

    ResponSuprimeix
  3. Ostrás qué atracón de reir.

    Lo de Jonathan eres un vago (sólo superado por el hit televisivo "Jonathan no te vayas pa lo jondo, que no sabés nadar") ha dolido. Lo del vacío dejado por el cromo que nunca salió del tigretón ha provocado una lágrima subliminal que, enjugada con pañuelo de iniciales, cicatrizó en la mejilla dejando cardenales para siempre.

    ResponSuprimeix
  4. sois los mejores, no hay nada mejor que sentirse leído.

    ResponSuprimeix